8 de marzo de 2010

Un pederasta fugado de España cuida huérfanos en Guatemala. Esta semana en Interviú


Gabriel Jordá Correcher es un pederasta que fue detenido en 2007 por la policía durante la operación Saturno. Está a la espera de juicio, acusado de abusar de, al menos, tres niños y de grabar las imágenes de sus perversiones y difundirlas por la red. Pasó tres meses en prisión –de enero a marzo de 2007– y desapareció de España. Está desde el verano de 2007 en Guatemala, en un hogar para huérfanos llamado Casa Guatemala, situado en Río Dulce, en la provincia de Izabal, según revelamos esta semana en este reportaje de Interviú. Gabriel Jordá, que se hacía llamar Darzee en los foros pedófilos, trabaja como maestro en este orfanato, en el que hay niños de entre 4 y 16, alguno de ellos víctimas de abusos. Dos voluntarios españoles de Casa Guatemala denunciaron a Gabriel en la embajada de España en Guatemala por su comportamiento con los niños. Descubrieron, gracias a este reportaje de Interviú, quién era ese voluntario que se mostraba tan cariñoso con los niños más pequeños del hogar.
Un juez de Valencia dictó la semana pasada una orden de prisión contra Jordá. Ahora, españoles y guatemaltecos deben decidir cómo apartar al pederasta de los niños de Casa Guatemala.

4 comentarios:

Pininilaulita dijo...

Como todos los martes... escucho el espacio en onda cero... mientras regresó de trabajar, hace dos minutos que he llegado a casa y sinceramente no puedo creer esta noticia... y tantas que estan pasando en este momento en el mundo.
Mis felicitaciones por vuestro trabajo.
Una Argentina en Madrid

luiso dijo...

Parece inclreible que sucedan estas cosas. Creo que las ONGs por muy necesitadas que estén de voluntarios deberían, al menos, recabar información de las embajadas correspondientes sobre los nuevos voluntarios que reciben para evitar que se conviertan en refugio de delincuentes.
Por otro lado quiero realizar una critica al autor de bolg por presentar en la fotografía a dos niños a cara descubierta. Si fuesen unos niños españoles seguro se les habria borrado o pixelado la cara. Me pregunto si los huerfanos guatemaltecos no tienen derecho a la intimidad.

Anónimo dijo...

enorabuena , por su trabajo

Anónimo dijo...

¿Os parece ético publicar el artículo antes de la detención del tipo este?
No os parece q fue anteponer la fama a la captura de ese desgraciado.
Espero que durmais tranquilos