25 de noviembre de 2008

La foto de José Luis Moreno con el ministro del Interior


He escuchado varios comentarios desde el pasado viernes acerca del encuentro que mantuvieron el ministro del Interior, Alfredo Pérez Ruablcaba y José Luis Moreno. El empresario y productor de televisión quiso agradecer al ministro el trabajo de Policía y Guardia Civil que desembocó en la detención de dos de los autores del asalto sufrido por Moreno el pasado mes de diciembre. Por cierto, esta semana, en Interviú tenéis todos los detalles de la operación y fotografías inéditas de la banda de albaneses desmantelada en la operación Luna-Aguacate.
Decía al principio que unas cuantas personas me han hecho comentarios acerca del encuentro y de la foto. Unas me han hablado del afán de protagonismo de Moreno. Y esas creo que son lecturas erróneas, porque ha sido el ministro del Interior el que ha querido hacerse la foto con el productor y, de paso, respaldar públicamente a los suyos –policías y guardias–. El problema es que, como me ha comentado otra gente, hay muchas personas en España a las que albaneses, kosovares, rumanos o españoles, han asaltado sus domicilios. Una gran parte de ellas ni siquiera han vuelto a saber nada de la policía o de la Guardia Civil y, mucho menos, se han podido hacer una foto con el ministro. Creo que Pérez Rubalcaba es un excelente ministro, seguramente el más válido de este Gobierno, pero alguien le ha aconsejado mal en esta ocasión. En un delito como el asalto a un domicilio, que provoca tal sensación de inseguridad, hacer distingos es muy peligroso. Y cabrea.

1 comentario:

Ana Martín-Coello dijo...

Precisamente el sábado pasado, Moreno concedía una entrevista --presuntamente seria-- en la que no se cansó de glosar las excelencias de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para cuyos miembros pidió, en varias ocasiones, un aumento de sueldo (lo cual no sé si entraba dentro de las previsiones del Ministro). Y, además, en un tono entre paternalista y clarividente dijo que los españoles tenían que estar tranquilos porque en el Ministerio le habían dicho que no pararían hasta acabar con todos los malos. Ah, y dijo, también, que en Europa nos ningunean porque saben de lo que somos capaces. O algo así. (Es que cuando este señor lleva más de diez minutos hablando yo me pierdo). Efectivamente, alegrándome como me alegro de que hayan pillado a la banda esta de buenas piezas, no se puede estar haciendo alardes de que algunos ciudadanos son más ciudadanos que otros por estar montados en el dólar y/o salir en la tele. No es nada nuevo que en todos los países hay paisanos de primera, de segunda, de tercera y gente que ni siquiera existe. Pero seremos un poco más felices si no nos lo pasan, además, por la cara. A mí, particularmente, me parecía que si ese encuentro llega a durar algo más, Rubalcaba iba a empezar a hablar con la voz de Monchito...así que me dio un escalofrio y tuve que apagar la tele.