18 de diciembre de 2008

Hipocresía y cinismo en torno a Guantánamo


Desde hace un par de semanas y gracias a una exclusiva del diario El País hemos vuelto a oír hablar en España de la base de Guantánamo y los vuelos secretos de la CIA. Contemplo atónito el cinismo y la hipocresía que gastan unos y a otros. El Partido Popular, que gobernaba cuando comenzaron los viajes de la CIA, naturalmente que autorizó las posibles escalas en bases militares españolas. Pero el Gobierno del PSOE tampoco hizo nada por impedir que esos vuelos pasasen por España. Así que entre los dos grandes partidos ha habido una pacto de no agresión, aunque, eso sí, el adalid de la Alianza de Civilizaciones, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, se apresuró a decir que él jamás habría permitido esos vuelos.
Unos y otros destilan enorme hipocresía. Digo de antemano que estoy convencido de que el mundo estaría mejor sin Guantánamo, como estaría mejor sin talibanes y como está mejor sin Sadam. Un lugar en el que se violan los derechos humanos y donde los prisioneros se encuentran en un limbo jurídico no debería existir y mucho menos bajo la administración de Estados Unidos, el primer país que habló del derecho de los hombres a buscar la felicidad. Allí se ha interrogado a prisioneros bajo torturas, pero lo que han dicho algunos de esos prisioneros le ha servido a la policía española y a las de otros muchos países para llevar a cabo operaciones contra el terrorismo islámico. Que nadie dude de que la información arrancada en Guantánamo ha sido aprovechada hasta la última gota por los servicios antiterroristas occidentales. Entre otros por los españoles, cuando gobernaba el PP y con el Gobierno del adalid de la Alianza de Civilizaciones.
Pero hay más cinismo aún. ¿Alguien cree que en países como Siria, Argelia o Marruecos a los detenidos por terrorismo se les interroga con todas las garantías jurídicas exigibles? No me puedo imaginar a un detenido por la policía argelina diciéndole a su interrogador que no hablará hasta que llegue su abogado... Pues bien, los testimonios de presos en esos países han servido para que la Comisaría General de Información de la policía haya hecho decenas de operaciones. Alguna de ellas ha servido para acabar con la estructura que ayudó a huir a los fugados del 11-M. En esos países están presos personajes tan importantes y tan útiles para la policía española como Abdelilah Hriz, presunto autor material del 11-M, o Hicham Ahmidan, primo de El Chino. Y todos ellos han aportado informaciones útiles para nuetros servicios antiterroristas. ¿Las rechazamos porque no han sido obtenidas con todas las garantías legales? Que cada uno conteste con su conciencia. Yo, personalmente, haría tan buen uso de ellas como ha hecho la policía española.

1 comentario:

www.laburlanegra.com dijo...

Excelente entrada. Completamente de acuerdo con todo lo escrito, de principio a fin.
Siga con su blog. Muchos le leemos aunque nos cueste entrar a escribir.
Un saludo.