16 de diciembre de 2008

Las inquietantes coincidencias de 'The wire' con la realidad


Soy un devoto de The wire, la serie que actualmente emite TNT los domingos por la noche. La descubrí gracias a mi amigo Carlos Boyero, vi la cuarta temporada en el canal y he comprado los DVD de las dos primeras. Es una verdadera obra de arte de la televisión, una obra coral de dimensiones gigantescas con detalles que recuerdan al mejor cine, con actores inmensos y, lo mejor de todo, con tramas, escenas y situaciones calcadas de la realidad. De una realidad, no de Baltimore –donde se desarrolla la serie–, sino de una realidad universal. Porque lo que les ocurre a los agentes de la policía de Baltimore en su desigual lucha contra el narcotráfico es lo mismo que les pasa a los policías españoles dedicados a la represión del tráfico de estupefacientes. Es una realidad que conozco bien. Hace veinte años que visito de forma regular la Brigada Central de Estupefacientes y entre sus hombres y mujeres tengo buenos amigos. Y he visto en algunos capítulos de la serie situaciones calcadas a las que he vivido con ellos, esas miserias diarias que rara vez contamos en los medios y que jamás se reflejan en las series de policías: las peleas con un juez porque conceda una escucha, las peleas con los jefes, a los que sólo les interesa la estadística, la corrupción a todos los niveles que conlleva el narcotráfico, las zonas grises de los propios agentes... Todo eso lo veo en la realidad y lo he visto en The wire.
TNT está emitiendo desde hace un par de domingos la quinta temporada de la serie, que se centra en la redacción de The Baltimore Sun y, como no puede ser de otra forma, el trabajo de los periodistas también está plasmado a la perfección. Ved la serie y descubriréis cuáles son nuestras miserias. Y esas sí que nunca aparecen en la tele.

2 comentarios:

J. Jiménez Gálvez dijo...

Personalmente me encanta esta serie, sobretodo por los diálogos y lo escalofriantes que son algunos personajes (el contraste de su moral con la del resto; por ejemplo Omar). Voy por la cuarta temporada y ya me está dando pena vislumbrar el final de la serie.

Jorge Loste-Huesca- dijo...

Hola Manu. Qué bueno descubrir tu blog y la coincidencia en gustos con "The Wire". Yo acabé de verla hace unos meses, si precisas algo tengo las cinco temporadas enteras en divx v.o. Me parece de lo mejor de la tv y cine de los últimos tiempos: la trama, los personajes, los cruces de historias, en fin, todo.
Hablas de las miserias de los periodistas retratados en la serie, pero no creo que sean mayores que las del resto de las profesiones, ni tampoco que todos los de tu grey adolezcan de las mismas miserias. Mira si no cómo vamos los abogados, tanto en la serie como en la crónica de sucesos...
Bueno que disfrutes con The Wire si todavía no has acabado de verla. Yo, el día menos pensado, me la vuelvo a ver entera. Droga dura.