28 de enero de 2009

Leónidas Vargas, el último de su estirpe, esta semana en Interviú


Leónidas Vargas, el traficante colombiano asesinado en un hospital de Madrid, era el último ejemplar de una estirpe de delincuentes ya extinguidos. Perteneciente a la generación de los Escobar, Lehder, Rodríguez Gacha, Rodríguez Orejuela, Vargas murió como casi todos ellos. Murió como un mafioso y vivió como un mafioso.
Esta semana, en la revista Interviú contamos anécdotas y detalles de la vida de Vargas no reveladas hasta ahora: su afición a los narcocorridos, que le hizo grabar un disco durante su estancia en prisión, su pasión por las mujeres jóvenes y numerosas anécdotas de su paso en calidad de detenidos por las dependencias de la Brigada Provincial de Policía Judicial, donde repartió café colombiano para todos. Además, publicamos unas fotos excepcionales, como la que acompaña esta entrada o las que le hizo la policía mientras le vigilaba en Madrid, antes de ser arrestado.