3 de diciembre de 2007

Gran camello


Confieso que no he visto Gran Hermano desde los irrepetibles personajes de la pierna encima de la primera edición, pero lamento haberme perdido las apariciones de un tal Fleki, detenido ahora por la policía al haberse apropiado, junto a su hermano, de la cocaína de un trraficante. La noticia,publicada hoy en El Mundo por Pablo Herráiz, no tiene desperdicio. Echadle un vistazo porque da idea del tipo de personajes con los que dice hacer un experimento sociológico Mercedes Milá.