8 de diciembre de 2007

Un gay menos en la República islámica de Irán


Mahmud Ahmadineyad va camino de hacer realidad lo anunciado en su conferencia en la Universidad norteamericana de Columbia: en Irán no hay homosexuales. Según publica en su edición de hoy el diario El País, un joven iraní de veinte años, Makwan Mouloudzadeh, fue ahorcado por haber practicado sexo con otros chicos cuando tenía trece años. En cualquier país occidental, el joven habría sido amparado por la ley que protege la libertad sexual de los menores. Pero en la República Islámica de Irán de Ahmadineyad, el castigo por ser homosexual es la horca, en aras de conseguir el objetivo buscado por el íntimo amigo de Hugo Chávez: la extinción de los homosexuales iraníes. Va camino de conseguirlo.