7 de julio de 2008

El 'Fort Apache' de Cañada Real, esta semana en Interviú


La Cañada Real Galiana se ha convertido en los últimos años en uno de los mayores centros de venta de droga de la Comunidad de Madrid. La policía tiene enormes dificultades actuar allí, debido a la estructura de la barriada y al gran número de aguadores que trabajan para los traficantes. Por eso, la actuación que os contamos esta semana en Interviú tiene aún más mérito. La policía intervino 28 kilos de heroína –una cifra estratosférica cuando hablamos de incautaciones de caballo– a un clan gitano que residía en la Cañada Real. Además, los agentes de la Sección II de la Brigada Central de Estupefacientes detuvieron a dos turcos, responsables del envío de la mercancía.
Incautar heroína es uno de los trabajos más complicados dentro de la labor policial. Mucho más difícil que intervenir cocaína. Las redes turcas y sus socios gitanos trabajan con una minuciosidad y una profesionalidad que complica mucho las cosas a la policía. Por eso, insisto, intervenir casi 30 kilos de heroína en un lugar tan hostil como la Cañada Real es un trabajo verdaderamente brillante.