28 de julio de 2008

Las cartas de Nanysex y Todd, esta semana en Interviú


Álvaro Iglesias, Nanysex y Eduardo Sánchez, Todd, fueron durante unos años compañeros de correrías. Aquel buscaba niños pequeños ofreciéndose como canguro y éste se desplazaba desde Lleida, donde residía, cuando su amigo había conseguido acceder a alguna víctima. Juntos, por ejemplo, violaron a un pequeño niño de origen ruso que no había cumplido dos años en Collado Villalba (Madrid). En 2005, la Brigada de Investigación Tecnológica detuvo a los dos pederastas, que acaban de ser condenados por la Audiencia de Madrid.
Pero la prisión no ha enfriado la relación entre los dos criminales, que mantienen una intensa actividad epistolar, como podéis leer esta semana en Interviú. La revista publica las cartas que Eduardo le ha enviado a su amigo en los últimos años. Merece la pena leerlas para comprobar que no hay un ápice de arrepentimiento en sus palabras, hasta el punto de que, por ejemplo, llegan a desear que una de sus víctimas "tenga un buen recuerdo" de ellos. Repugnante, pero de lectura imprescindible para conocer a fondo la mente de estos criminales, que se hacen llamar boy lovers y que dan hasta justificación ideológica al hecho de, por ejemplo, practicar sexo oral con un niño de dos años. Por cierto, el tribunal consideró los actos de esta banda de pederastas abusos porque no estimó que existiera la violencia. ¿Hay que ejercer violencia para introducir los dedos en el ano de un niño de dos años?