5 de julio de 2008

Lección magistral de Lorenzo Silva en la Escuela de Letras


Os he hablado aquí alguna vez de Lorenzo Silva. Tuvo la gentileza de prologar nuestro primer libro casi sin preguntar y, desde entonces, hemos mantenido cierto contacto. Además, soy seguidor de su obra desde que le descubrí gracias a La flaqueza del bolchevique y me confieso verdadero incondicional de la pareja de guardias civiles que protagonizan cuatro de sus novelas. Esta mañana he tenido el placer de compartir con él una clase en la Escuela de Letras de Madrid –de cuyo claustro yo formo parte–, destinada a seis chavales, finalistas del concurso de relatos que convoca Coca-Cola. Lorenzo se ha salido; ha ido desgranando rincones de sus novelas, de sus personajes, de sus tramas... Los chicos han salido encantados, pese a las pocas horas de sueño y a que llevan cuatro intensos días de clases y charlas. Gracias, Lorenzo, por tu lección de hoy y por tu, una vez más, gentileza y amabilidad.