9 de septiembre de 2008

El 'puzzle blanco', un oasis de calidad


Este verano Telecinco ha decidido emitir por fin el programa El puzzle blanco, un espacio dedicado a tratar en profundidad conocidos casos criminales, una fórmula abordada decenas de veces por diversas productoras y cadenas con bastante poca fortuna en la inmensa mayoría de los casos. Pese a estar postergado a los miércoles de madrugada, el programa está teniendo un notable éxito de audiencia, lo que demuestra que, pese a los que mantienen los programadores, el público no es tan imbécil como ha podido parecer hasta ahora.
Digo esto porque he visto media docena de programas de El puzzle y he tenido que asegurarme que lo que estaba viendo estaba siendo emitido por una cadena privada española. El espacio es un dechado de calidad, seriedad, rigor y buen periodismo de sucesos. Huyen del sensacionalismo, del periodismo de conjetura y centran los reportajes en el relato sumarial y a la vez ameno de lo ocurrido en torno al caso tratado. Como valores añadidos cuenta con unas reconstrucciones hechas por animación casi científicas y con declaraciones de agentes de las fuerzas de seguridad que rara vez se ponen delante de una cámara. Todo ello sirve para elaborar un trabajo de periodismo puro y duro y un entretenimiento de calidad.
Esperemos que el paso de El puzzle blanco por la parrilla de Telecinco sirva de ejemplo. En los sucesos, calidad, rigor y éxito no tienen porque estar reñidos. Y que la próxima vez que a esa cadena o a otra llegue un espacio así no lo tengan en un cajón casi un año, a la espera de que rellene algún hueco. El espectador lo agradecerá. Y los periodistas de sucesos, también.

1 comentario:

Mayka dijo...

Pues sí, los periodistas de sucesos agradecemos muchísimo amanecer los jueves con sueño y legañas tras una interesante madrugada frente a la pantalla de Tele 5.