6 de mayo de 2008

La vidente recomendada por los Carabinieri, esta semana en Interviú


El 3 de mayo se cumplió un año de la desaparición de Madeleine McCann. No hay ni rastro de ella. La policía portuguesa mantiene las sospechas sobre los padres de la pequeña y el grupo de amigos que les acompañaba en el Tapas Bar de Praia da Luz, pero no parece que hayan encontrado una prueba concluyente para acusarlos definitivamente. Mientras, la agencia española de investigación Método 3 trata de justificar los generosos honorarios que les pagan los padres de Maddie. Mientras, el juez mantiene el secreto de sumario, al menos, hasta el próximo 15 de mayo. En Interviú contamos esta semana un pequeño secreto del caso. Como en todos los asuntos tan mediáticos como éste, la policía ha recibido decenas de llamadas de videntes, telépatas... Ninguno ha servido de nada, pero una de ellas, una italiana residente en la costa española, llegó con una recomendación de los Carabinieri, el cuerpo policial italiano. Los Carabinieri enviaron a la policía española las revelaciones de una vidente a la que calificaron de "muy sensible" y de la que dijeron que había participado en la resolución de casos difíciles en su país. Su testimonio, que llegó el verano pasado a la policía española, tampoco ha servido de nada.