1 de marzo de 2008

'El solitario', procesado por asesinato


Jaime Giménez Arbe, El solitario, el histriónico y paranoico –según revelan los informes psiquiátricos publicados en exclusiva hace unos días en El País por el maestro Jesús Duva-, ha sido procesado. Y procesado por asesinato, por el crimen que él –sólo él, en este caso no hay un en compañía de otros– cometió al matar a los agentes de la Guardia Civil Juan Antonio Palmero Benítez y José Antonio Vidal Fernández, el 9 de Junio de 2004. Según el auto del juez, El solitario circulaba en su vehículo y se encontró con los agentes cuando, "con ánimo de no ser apresado, identificado o retenido, dada su actividad delictiva continuada en el tiempo con múltiples actos violentos contra entidades bancarias, disparó contra ellos."
La justicia ha comenzado a ajustar cuentas con este delincuente, cuyo recuerdo, en unos pocos años, se habrá esfumado mientras él pasa el resto de su vida aburriéndose en una prisión en la que pagará por sus crímenes. Su recuerdo se esfumará, por muchos amigos periodistas que le salgan ahora, al calor de su fugaz fama.