11 de enero de 2008

Clara y Consuelo están en casa. Faltan 2.000 más


Clara Rojas y Consuelo González ya están en libertad, tras seis años de tortura a manos de los narcoguerrilleros de las FARC colombianas. Finalmente, la operación promovida por el presidente venezolano,Hugo Chávez, ha dado resultado y las dos mujeres han podido reunirse con sus familias y recuperar la libertad que les robaron los delincuentes de las FARC. Bienvenidas sean más operaciones de imagen del caudillo venezolano si sirven para que más secuestrados sean puestos en libertad y se acabe con la tortura que hace tantos años que practica la guerrilla colombiana. El parto de Clara Rojas –en plena selva, con una cesárea hecha sin ningún tipo de calmante ni anestesia– y el estado en el que su hijo llegó a un orfanato de Bogotá –con señales de quemaduras de cigarrillos– da una perfecta idea del trato que las FARC dispensan a sus rehenes. Y aún quedan 2.000 en poder de la guerrilla, Que a nadie se le olvide.