10 de enero de 2008

La lección de Juan Luis y David Notario

Juan Luis y David Notario eran dos niños de diez y doce años el 12 de abril de 1985, cuando una bomba destrozó el restaurante El Descanso y sus vidas y la de su familia. Los dos hermanos habían acudido al popular local a cenar con sus padres y su abuela. La bomba provocó gravísimas heridas a varios miembros de la familia y cambió para siempre la vida de esos niños. "Esa bomba terminó para siempre con nuestra niñez", nos cuentan esta semana en Interviú, en un reportaje en el que desvelamos la posible implicación del yihadista Mustafa Setmarian en el primer atentado islamista acaecido en España.
Juan Luis y David tardaron muchos años en ser reconocidos como víctimas del terrorismo, tuvieron que trabajar desde edad muy temprana para ayudar a mantener a su familia y hoy son dos hombres que han rehecho sus vidas pasando por encima de la tragedia que arrastraron desde aquella noche de abril de 1985. Nos recibieron, hablaron con nosotros y nos prestaron una atención exquisita. Nos dieron una lección de humanidad y dignidad enorme. Esas lecciones son, sin ninguna duda, lo mejor de nuestro trabajo. Gracias, Juan Luis. Gracias, David.