28 de enero de 2008

Hriz se sentará en el banquillo


Los que nos leéis en Interviú fuisteis los primeros en ver su fotografía y en saber que el marroquí Abdelilah Hriz había trabajado en las obras de la nueva terminal del aeropuerto de Barajas entre el 12 de marzo de 2001 y el 3 de febrero de 2003. En concreto, fue electricista en uno de los túneles que pasan por debajo de la torre de control del Gran Barajas y tuvo acceso a zonas muy sensibles. Su rastro genético apareció en dos escenarios clave de los terroristas del 11-M: un pantalón ensangrentado en la casucha de Morata de Tajuña y un peine en el piso de Leganés. Durante el juicio por los atentados, el juez Del Olmo le procesó como presunto autor material de los atentados. Él estaba encarcelado en Marruecos, hasta donde fue enviado por las autoridades sirias, que le arrestaron en agosto de 2005, cuando se dedicaba a coordinar la llegada de mujahidines desde España hasta Irak para inmolarse. De hecho, la policía cree que fue Hriz quien llamó al padre de Mohamed Afalah para comunicarle que su hijo había muerto en un atentado suicida en Irak.
Ahora, Marruecos ha accedido a sentar a Hriz en el banquillo. Le juzgará por los atentados del 11 de marzo y será la primera vez que el país alauita juzgue a un marroquí por hechos cometidos fuera del país. Es una buena noticia. Algunos habíamos perdido la esperanza de que el ex electricista respondiese por los crímenes del 11-M o por su responsabilidad en el envío de yihadistas a Irak. Será juzgado. Seguro que con alguna garantía menos que si lo hubiesen juzgado en España.

1 comentario:

Fernando dijo...

lo comentamos hace poco, ¿verdad?. Una vez más, tenías razón. Es una buena noticia, y yo creo que tendrá menos garantías, pero que será juzgado y, espero, condenado si se demuestra su culpabilidad.