17 de enero de 2008

'El Solitario', ante el juez


Jaime Giménez Arbe declara hoy ante un juez de Tudela. Tendrá que responder por la muerte de los guadias civiles José Antonio Vidal y Juan Antonio Palmero, a los que asesinó el 9 de junio de 2004 en Castejón (Navarra). El Ministerio del Interior y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias han tenido una especial cautela para que El Solitario no pueda montar uno de sus numeritos ante las cámaras. El delincuente fue trasladado desde la frontera de Portugal hasta la madrileña prisión de Valdemoro y, posteriormente, viajó hasta la cárcel de Zuera, desde donde hoy saldrá hacia el juzgado de Tudela. Previsiblemente, la policía le tratará como se merece: con el máximo respeto a sus derechos, pero sin darle oportunidad de alimentar su ego y el hambre de carroña de los medios. Algunos, como su amigo Matías Antolín, están empeñados en convertirle en una celebridad. No es más que un asesino.