12 de febrero de 2008

La vida por una caricatura



Me acabo de enterar de que la policía danesa ha detenido a cuatro personas que planeaban matar a Kurt Westergaard, el autor de una de las viñetas sobre Mahoma publicadas por el diario Jyllands Posten en el año 2005. Estoy deseando concer las opiniones de todos los relativistas y defensores acérrimos de la multiculturalidad. Aquellos que dejaron completamente solo al pueblo danés y a su primer ministro, Anders Fogh Rasmussen, en la defensa de unos valores que algunos consideramos irrenunciables. Estoy deseando ver las viñetas de todos los comprometidos dibujantes españoles, que escurrieron el bulto hace ya tres años, cuando los fundamentalistas pusieron precio a las cabezas de sus colegas daneses.
Algunas cosas no son relativas: igual que se dibuja a Dios, a Jesucristo, a Buda..., un caricaturista puede dibujar a Mahoma. Y yo, en este blog, puedo reproducir esas caricaturas. Lo contrario, plegarse en aras de alianzas de civilizaciones o cualquier otro gesto lleno de buenismo, pondría en peligro valores que Occidente ha conquistado hace mucho.